Cuadro de Mando Integral o Balanced Scorecard

1. Usos y aplicaciones del Cuadro de Mando

El Cuadro de Mando es una herramienta que ayuda a dirigir la organización. Con una estructura centrada en indicadores de proceso, puede incorporar los KPI del plan estratégico, plan de negocio y certificado ISO 9001.

El cuadro de mando sirve para seguir y medir el funcionamiento de la organización a partir de:

  • ­Resultados financieros
  • Satisfacción de clientes
  • Procesos o Operación Interna
  • Creatividad, innovación y satisfacción de los trabajadores
  • Desarrollo de las competencias de los trabajadores

El Cuadro de Mando une une el control a corto plazo con la política, visión y estrategia, considerando las finanzas, clientes, procesos internos, formación y crecimiento.

2. Ventajas del Cuadro de mando

Mejorar la generación de valor

Ayuda a seguir y cuantificar aspectos que generan valor como la excelencia en los procesos de producción, el Know-How, la fidelización de clientes o la capacidad de la organización para implantar eficazmente su estrategia.

Optimizar la distribución de recursos

El conocimiento que aporta el cuadro de mando ayuda a gestionar exitosamente los RRHH y mantener su competitividad cuando incorpore personal sin experiencia.

El cuadro de mando logra compromiso, motivación, comunicación y orientación al logro de los trabajadores.

Enlazar la estrategia, planificación, gestión y certificación ISO

El Cuadro de Mando es un sistema de medida e información que nos ayuda a seguir el plan estratégico y el plan de negocio así como seguir los factores clave del negocio a partir de los KPI. Facilita la detección de áreas de mejora y áreas a priorizar de acuerdo con la mejora continua de ISO 9001.

La organización prioriza acciones e inversiones en función de sus objetivos y estrategia.

Apoya el control de la gestión

Controlar y facilita el control de la gestión, té la capacidad de generar información predictiva, facilitando la adaptación a los mercados globales y competitivos.

Aumentar la competitividad.

­­La combinación de indicadores facilita el control de todos los procesos y su repercusión en el resultado del negocio así como la comparación de diferentes unidades de negocio.

          Ayuda a detectar tendencias y nuevas necesidades, siempre de acuerdo con la política de la organización.
            El Cuadro de Mando ayuda a alinear los objetivos de los trabajadores con los de la organización. Favorece la implantación de una retribución variable coherente con la estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *